Empleabilidad en Colombia: Queremos resultados diferentes, pero seguimos haciendo lo mismo

Empleabilidad en Colombia: Queremos resultados diferentes, pero seguimos haciendo lo mismo

Una de las frases que más escucho últimamente es “Mar, la gente no quiere trabajar“.

Mi cerebro por supuesto hace un mini corto circuito porque en la fundación tenemos más de 400 mujeres cabeza de hogar en todo el país, que SUEÑAN con encontrar un trabajo que les permita tener estabilidad laboral, sin tener mayor suerte.

Entonces me emociono y les pido que me compartan el perfil que buscan, las condiciones laborales y los requisitos para poder conectarlos con  esas afortunadas mujeres que puedan cambiar su vida con estas oportunidades, hasta que me encuentro con esto:

– Turnos rotativos con UN día de descanso a la semana
– Un salario mínimo (en el  mejor de los casos)
– Horarios extensos y por supuesto, sin flexibilidad

Hace unas semanas, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó un informe llamado “El tiempo de trabajo y el equilibrio entre el trabajo y la vida privada en el mundo“, donde recomienda a los países miembro a ampliar el uso del horario flexible laboral en cómo, dónde y cuándo deberían trabajar las personas, así como fomentar el trabajo remoto, pues existe evidencia contundente de la estrecha relación entre el balance laboral y familiar de las personas, con el aumento de la productividad en las empresas.

No me malentiendan, a mí me encantan las empresas que quieren tener un enfoque diferencial de responsabilidad social y más aún cuando concentran sus esfuerzos en ofrecer oportunidades a las madres cabeza de hogar en el país. Pero si realmente es su intención trabajar con madres y mujeres cuidadoras, hay que entender primero cuáles son sus condiciones y cómo se puede sacar un mejor provecho de su situación para el beneficio de ambas partes.

 La gente sí quiere trabajar. Las mujeres (madres, cuidadoras) son quienes más quieren trabajar y son también quienes menos oportunidades tienen para hacerlo. A ellas podríamos empezar a ofrecerles esas oportunidades flexibles. Con ellas podemos iniciar pilotos para esas primeras oportunidades de trabajo remoto. Sin duda, son quienes más lo necesitan y quienes más se comprometerían a cuidar ese puesto

¿Queremos mejorar la productividad en este 2023? ¿Por qué no intentarlo con ellas?

 

Scroll to Top